Rincones leoneses en Madrid: El Astorgano 2.0

Existen muchos establecimientos que identificamos por un producto o por su especialidad, casos en los que los árboles no nos dejan ver el bosque, como pueden ser la Bodega el Capricho con su carne de buey o el Restaurante La Encomienda con sus truchas. Se trata de lugares en los que una vez buceamos en sus cartas, nos encontramos una variedad que no solemos probar, cegados por los platos estrella de la casa. En nuestro primer contacto con el Restaurante El Astorgano, la comida se centró en su Cocido Maragato, pero una vez allí nos dimos cuenta de que no solo de cocido vive El Astorgano.

Si en nuestra primera visita probamos el plato estrella de su cocina, en esta segunda ocasión además de disfrutar de una amplia variedad de platos de su carta, pudimos conocer los espacios que forman El Astorgano (Barra, sala y terraza) y que están pensados para que el cliente pueda disfrutar de la cocina del restaurante de distintas formas. Además, tuvimos la suerte de conocer a Silvia Fuertes (cocinera y propietaria del establecimiento junto a su hermana Ana) que nos contó, entre otras anécdotas, como aprendieron la receta tradicional del cocido de Maruja Botas en su restaurante de Castrillo de los Polvazares, o el homenaje a su padre poniéndole al restaurante el nombre de los supermercados que este regentaba en Bilbao.

LA BARRA

Antes de sentarnos en la mesa nos tomamos unas cañas en la barra, creada en la última remodelación del local para ofrecer una opción más informal a base de tapas y aperitivos acompañados de vino, cerveza o vermouth.

Barra de El Astorgano y carta de tapas

Con más de veinte tapas diferentes, puede resultar difícil elegir entre todos los sabores y formatos que componen la carta, entre los que hay multitud de Productos de León como la cecina, la morcilla o el chorizo de pueblo. En nuestro caso, probamos una selección de cuatro tapas que el equipo de El Astorgano había confeccionado para nosotros.

Con nuestras cervezas en la mano empezamos la degustación de unos mejillones aliñados con un toque de pimentón acompañados de patatas fritas caseras y unas croquetas de carabineros, como amantes de las croquetas volveremos a probar otras variedades como las de morcilla, cocido o rabo de toro. Continuamos con un plato que podríamos llamar asiático-leonés, un Dim-Sum de morcilla y manzana que nos sorprendió gratamente y que, al igual que con las croquetas, nos quedamos con ganas de probar la variedad de cocido. Para terminar tomamos el sándwich El Astorgano, una reinterpretación de sándwich con el mismo nombre que durante muchos años tuvo gran éxito en los supermercados de la familia en Bilbao.

Selección de tapas de El Astorgano

LA SALA

Una vez terminado el aperitivo en la barra pasamos a la sala, donde la decoración nos traslada a tierras maragatas con multitud de cuadros, fotos y objetos típicos de esta región leonesa tan presente en toda la carta. En esta ocasión probamos el nuevo menú creado para amantes del arroz, una gran opción para aquellos a los que el calor veraniego les impide comerse un buen cocido. Mientras esperábamos los entrantes, aceptamos la recomendación del camarero con respecto al vino y elegimos un Viña de Moya de Bodega Luzdivina Amigo, un D.O. Bierzo joven 100% Mencía.

Viña de Moya de Bodegas Luzdivina Amigo

Ya acomodados en la mesa y con nuestra copa de vino en la mano, comenzamos el menú con los dos entrantes que lo componen. Por un lado, un tomate aliñado con mucho sabor que daba la sensación de estar recién recogido, y por otro lado las Chacinas de la Tierra de León compuestas por cecina de Astorga, carpaccio de lengua ahumada de vaca y chorizo de matanza. Todas las chacinas estaban en su punto perfecto de curación y nos sorprendió el chorizo de matanza hecho con un 90% de carne de vaca y que tenía un toque picante que nos encantó.

Tomate aliñado y chacinas de la Tierra de León

Llegó el momento del plato estrella del menú, el arroz meloso con cangrejos de río que aún borboteaba en la cazuela de barro al llegar a la mesa, y que dejamos enfriar un poco mientras terminábamos las chacinas y el tomate. No podemos poner ningún “pero” a un plato en el que el arroz estaba impregnado del sabor de los cangrejos de río y en el que ambos productos estaban en su punto perfecto de cocción. Un plato perfecto para los amantes del arroz y que a nosotros nos encantó por la representación en sus ingredientes de los ríos de nuestra provincia.

Arroz meloso con cangrejos

Y para terminar la comida, nada mejor que un buen café de puchero y unos chupitos para acompañar las natillas con roscón y la tarta pasión por el chocolate que vienen incluidas en el menú.

Postres, café de puchero y chupitos

Solo nos queda invitaros a que visitéis El Astorgano en cualquiera de sus formatos y por nuestra parte, volver a visitarlo para probar el espacio que nos faltó por conocer: la terraza.

Restaurante El Astorgano
C/ Pensamiento, 25, Madrid
tel: 915796261
elastorgano.es@elastorgano_facebook.com/ElAstorgano

Comentarios:

    Jonred 7/8/2015 - 02:13

    Es normslito. Se puede comer. En el entorno que tiene, La Máquina. la cantina, diverxo. El minuto, txistu, asador donostiarra… Es un poquito mediocre

    comer de León 7/8/2015 - 08:27

    Hola Jonred,

    en tu comentario hablas de “Diverxo”, sin ninguna duda uno de los mejores restaurantes del mundo… está claro que no es posible establecer comparaciones porque sería totalmente injusto. El Astorgano, además de un gran restaurante es un exponente de la gastronomía leonesa en Madrid, razones más que suficientes para visitarlo.

    Respetamos tu opinión, aunque no la compartimos ;)

Añadir comentario:

* Por favor, rellena todos los campos para comentar, y ten en cuenta que tu comentario será moderado. No usaremos tu dirección de e-mail para enviarte spam.